jueves, 1 de diciembre de 2011

Lo que los profesores realmente quieren decir a los padres

Traducción y reflexiones sobre una de las noticias más compartidas en la red social

What teachers really want to tell parents (CNN)

http://edition.cnn.com/2011/09/06/living/teachers-want-to-tell-parents/index.html

“Ron Clark, autor de "The End of Molasses Classes: Getting Our Kids Unstuck -- 101 Extraordinary Solutions for Parents and Teachers," "El fin de las clases de melaza: …..- 101 soluciones extraordinarias para Padres y Maestros", ha sido nombrado "Maestro de América del Año" por Disney y fue recogida de Oprah Winfrey como su " El hombre fenomenal. " Fundó la Academia Ron Clark, que los educadores de todo el mundo han visitado para aprender”

Parece que en estado unidos, la tele da prestigio, si eres nombrado profe del año o te entrevista en la tele una famosa presentadora, que por cierto pensaba estaba ya jubilada.

“Fuente (CNN) - Este verano, me encontré con un director que fue recientemente nombrado como administrador de los años en su estado. Fue amado y adorado por todos, pero ella me dijo que estaba dejando la profesión.”

A este paso puede que lo dejemos los Docentes y los Médicos.


“Grité: "No nos puede dejar", y ella respondió sin rodeos: "Mira, si recibe una oferta para dirigir un sistema escolar de los huérfanos, que será todo lo más, pero yo simplemente no puede hacer frente a los padres más, nos están matando ".
Por desgracia, este sentimiento parece ser cada vez más y más frecuente.
Hoy en día, los nuevos maestros permanecen en nuestra profesión un promedio de sólo 4,5 años, y muchos de ellos da "problemas con los padres" como una de sus razones para tirar la toalla. Palabra se está extendiendo, y los profesores más negatividad reciben de padres, más difícil se hace para reclutar a los mejores y más brillantes para los colegios.”

En nuestro país este problema no está todavía tan acentuado, pero si se empieza e sentir el pesimismo en el cuerpo docente por la falta de respeto, los recortes salariales, el aumento de ratios de alumnos y el pasotismo de muchas familias pos sus hijos

Comentan en el artículo como se puede solucionar el problema y que deben saber los profes con respecto de los padres:

Para empezar, somos educadores, no niñeras. Somos profesionales de la educación que trabajamos con los niños todos los días y muchas veces ven a sus hijos bajo un prisma diferente a los padres. Si le damos consejo, no luchar contra ella. Toma, y ​​digerirla en la misma forma que se considere consultar a un médico o un abogado. Me he acostumbrado a algunos padres que no quieren escuchar nada negativo acerca de su hijo, pero a veces si estás dispuesto a seguir el consejo de alerta temprana para el corazón, que le puede ayudar a atajar un problema que podría ser mucho mayor en el futuro.”
¿Cuántos padres están dispuestos a hablar con los tutores de sus hijos de forma seria en España?

Sigue el artículo, diciendo la falta de confianza de los padres con respecto al profesorado, ¿es cierto eso que dice le profe? ¿algún compañero lo ha visto? Esto denota la cada vez mayor distancia entre l profesorado y los padres también en aquel país.

Comenta más adelante que “los malos maestros que dan la forma más fácil grados, porque saben que dando buenas calificaciones a todos se les deje en paz.

Ron Clark dice:

“Si realmente quiere ayudar a sus niños a tener éxito, debemos dejar de poner excusas para ellos.”

Explica como los padres excusan a sus hijos, por las tareas no hechas. “Pobrecitos es que tienen que tomar tiempo libre antes de comenzar el curso”

¿Puedes sentir mi dolor?

Dejémonos de excusas independientemente de la situación, no criemos a niños que van a convertirse en adultos si un nivel de trabajo.

“Si usted no quiere que su hijo termine 25 y sin trabajo, sentado en el sofá comiendo patatas fritas, y luego dejar de poner excusas de por qué no están teniendo éxito.

Busquemos soluciones:

Los padres deben ser amigos en lugar de policías.

“Cómo padres de familia, sabemos que todos los niños se ponen en problemas alguna vez, esto lo podemos aprovecharse para la construcción de carácter y la enseñanza de lecciones de vida. Como maestros, somos vejados por los padres que están en el camino de esas lecciones, los llamamos padres helicóptero, porque quieren tomarla y salvar a su hijo cada vez que algo sale mal. Si le damos a un niño un 79 a un proyecto, entonces eso es lo que el niño se merece. No es correcto fijar una hora para reunirse con el profesor para negociar un crédito adicional de 80. … independientemente de si usted piensa que debería ser una B +.”

“…. La verdad es que muchas veces se trata de los malos maestros que dan puntuaciones altas, porque saben que dando buenas calificaciones se les deje en paz. Los padres de familia dicen: "Mi hijo tiene un gran profesor! Él sacó todo excelentes este año!"

“Con toda honestidad, por lo general los mejores maestros que están dando las notas más bajas, ….. Sin embargo, cuando los hijos reciben puntuaciones bajas desean presentar una reclamación y la cabeza del profesor/a en la oficina del director.”

Comenta el autor que los padre debemos pensar que a veces, es posible que el profesor esté subiendo el grado de exigencia al alumnado, no regalando las notas.

Los padres deben asociarse con los profesores, no convertirse en fiscales.

“Tuve un alumnos que hacía chuletas en un examen, y sus padres amenazaron con llamar a un abogado, porque yo le estaba etiquetado como criminal. Sé que suena fuerte, pero los directores de todo el país me comentan que cada vez son más los padres que acompañan con abogados a las reuniones de la escuela se ocupan de sus hijos.”

Es triste, pero en éste país ya se empieza a ver algo de esto. ¿Qué favor le estamos haciendo a los niños? Esto es educar. No me extraña que la inspección de las direcciones de provinciales se preocupe más de estos temas, que de centrase en otros temas para la mejora de la educación de nuestros hijos. Por eso tampoco me sorprende esta frase:


“El profesorado anda sobre cáscaras de huevo”

“Me siento tan mal por los administradores y maestros en estos días que tiene las manos completamente atadas. En muchos sentidos, vivimos con el temor de lo que sucederá después. Caminamos sobre cáscaras de huevo en un sistema de educación aguada donde los profesores carecen de la valentía de ser honestos y decir lo que piensan. Si cometen un pequeño error, puede convertirse en un desastre mayor.”

Esta sensación, se empieza a detectar en los claustros de profesores, que de momento con la cortina de humo de la crisis económica, ya empieza a sufrir las presiones anteriores.

“¿Por qué iba alguien a querer entrar en nuestra profesión? Si los maestros siguen se sienten amenazados y con miedo, ….no tendremos destacados educadores del mañana.”

Frente a las situaciones negativas actuar de una manera profesional.

“Si su hijo le dijo algo que sucedió en el aula, pida una reunión con el profesor y el enfoque de la situación diciendo: "Quería hacerle saber algo a mi hijo dijo que tuvo lugar en su clase, porque sé que los niños pueden exagerar y que siempre hay dos lados en cada historia. Esperaba que pudiera arrojar algo de luz para mí. " Si usted no está satisfecho con el resultado, hable con al director, pero por encima de todo, nunca hablar mal de un profesor delante de su hijo. Si él sabe que no la respeta, él tampoco lo hará, y que dará lugar a toda una serie de nuevos problemas.”

“Sabemos que usted quiere a sus hijos. El profesorado, también. Sólo pedimos que confien en nosotros, nos apoyen y trabajen con el sistema, no contra él. Es necesario su apoyo, y nosotros necesitamos que nos den el respeto que nos merecemos. Levantarnos y sentirnos apreciados, y seguro vamos a trabajar aún más para darle a su hijo la mejor educación posible.”

Esto es lo que decía un profesor como promesa del problema educativo, la falta de valores, la falta de confianza que hay hoy en día con algunos cuerpos, en este caso el nuestro el educativo. Demos vuelta al péndulo y seamos un colectivo global, para educar a nuestros jóvenes.

Recuero cuando era niño una persona mayor o un anciano, te podía llamar la atención para corregir una conducta, ahora todos sabemos cuál sería la respuesta del joven a esa persona.

Si le decías en casa a tus padres que el profe se habías quejado de ti la respuesta era algo mal habrás hecho ¿Cuál es la respuesta ahora?